21La Imagen de la Virgen de la Esperanza fue creada en el seno de la Hermandad a finales del año 1.982, cuando la Hermandad era una entidad procesional propia con unos años ya de antigüedad en la Semana Santa Ilicitana.

Al obtener el Hermano Mayor de la Hermandad, Don Pedro Pomares Maciá, por parte del Párroco de la Iglesia de El Salvador, Don Antonio Hernández Mendiela, el permiso para volver a procesionar la Imagen del Santisimo Cristo de la Fe, tanto el Hermano Mayor como su Junta Directiva, influenciados profundamente por las formas procesionales andaluzas que en aquel momento invadían todos los poros de la Hermandad, decidieron implantar en Elche una innovación importante, consistente en procesionar juntas dos Imágenes: una de Cristo (Cristo de la Fe) y otra de Virgen Dolorosa, y para eso, era necesario crear una Imagen de Virgen Dolorosa nueva en Elche.

Si tenemos en cuenta la influencia andaluza que en aquel momento influía en la Hermandad, y en particular, de la Semana Santa Sevillana, fácilmente es comprensible que la Imagen que la Junta Directiva se plantea crear sea la Imagen de “María Santísima de la Esperanza”, en replica de la Venerable Imagen de la Virgen de la Esperanza Macarena de Sevilla. La Imagen de la Virgen de la Esperanza desde su estreno procesional en el año 1.983 por las calles de Elche, ha procesionado siempre en la tarde del Jueves Santo, junto al Santísimo Cristo de la Fe, partiendo dicho desfile procesional desde la Iglesia de El Salvador.

Durante los años 1.983 hasta el año 1.986, ambos inclusives, cuando la Imagen de María Santísima de la Esperanza procesionaba sobre el trono familiarmente denominado “seiscientos.

a) La Imagen.- Como anteriormente he mencionado, la Imagen de María Santísima de la Esperanza fue tallada por el Maestro Imaginero de Albatera Don Valentín García Quinto a finales del año 1.982, procesionando por primera vez en la Semana Santa del año 1.983.
Cuando el Hermano Mayor de la Hermandad, Don Pedro Pomares Maciá y su Junta Directiva encargaron al Maestro Imaginero la talla de la Virgen de la Esperanza, le indicaron que querían que la Imagen representara la figura de una madre dolorosa de edad madura, no la imagen de una muchacha.
La Imagen de la Virgen de la Esperanza es una Imagen de Vestir que representa a una Virgen Dolorosa, que tiene esculpido el rostro, los brazos y las manos.
Esta Venerable Imagen fue Bendecida el Sábado antes del Domingo de Ramos del año 1.983, durante la “Misa de la Hermandad” celebrada en la Iglesia de El Salvador, lugar donde se siempre se ha encontrado expuesta al Culto desde su creación hasta la actualidad.

Respecto al lugar donde esta expuesta al culto la Imagen de María Santísima de la Esperanza, he de indicar que se le hizo expresamente para ella una ornacina nueva en la Iglesia de El Salvador en el año 1.991, la cual fue terminada en el año 1.996, mediante la colocación de una puerta de cristal con bordes de bronce, procediéndose a su vez a instalarse una nueva iluminación en la hornacina.

La Corona que porta la Imagen de María Santísima de la Esperanza fue elaborada en el año 1.989 por el Orfebre Sevillano Don Antonio Marmolejo Camargo, estando hecha en metal bañado en oro con incrustaciones de pedrería, siendo regalo de la plantilla de Costaleros a su Venerable Imagen.

He de indicar que la Imagen de María Santísima de la Esperanza tiene varias sayas, una de ellas realizada en el año 1.997 por el Maestro Bordador de Lorca, Don Damián Teruel Jimenez. Para la confección de esta saya se utilizó el capote donado por el Torero Don Francisco Antonio Alemañ Antón (Curro Matola).

Del mismo modo, es necesario hacer constar que la Imagen de la Virgen de la Esperanza, tiene dos mantos distintos, uno realizado en el año 1.984, hecho con un tejido de terciopelo color verde oscuro, donde aparecen estrellas bordadas. El trabajo del bordado de las Estrellas del manto fue realizado por diversas socias de la Asociación de Amas de Casa de Elche. En el año 1.989, fue donada a la Imagen por la familia Gines Coll, un nuevo manto, hecho de terciopelo de color verde claro, donde aparece bordado con hilo de oro el escudo de la Hermandad.

10

b) El Trono.- El tan nombrado y popular trono familiarmente llamado “seiscientos” fue creado por la Hermandad expresamente para portar la Imagen de María Santísima de la Esperanza, cuando fue creada. Así pues, durante los años 1.983 a 1.986 inclusive, esta Venerable Imagen procesionó portada en este trono, que consistía en unas andas hechas de hierro, donde habían dos trabajaderas a los lados. El trono también tenia un palio con ocho varales, y en cuyo techo estaba bordado el escudo de la Hermandad. La Imagen de la Virgen de la Esperanza, mientras procesionó sobre este trono, fue portada a hombros por veinticuatro pilares (costaleros situados alrededor del trono, los cuales cargaban con un solo hombro).

Debido a la gran acogida popular que la Imagen de María Santísima de la Esperanza había tenido en nuestra Ciudad, puesto que fue la primera Imagen de Virgen Dolorosa portada bajo palio e iluminada con un altar de cirios y no con luz electrica que ha habido en la Semana Santa Ilicitana, el Hermano Mayor de la Hermandad, Don Pedro Pomares Maciá y su Junta Directiva, tras la Semana Santa del año 1.986, decidieron emprender un nuevo proyecto revolucionario, consistente en realizar un trono nuevo para la Virgen de la Esperanza, un trono al estilo Sevillano, a fin de ser portado por Costaleros situados bajo el trono, pero para cargar con los dos hombros.

Así pues, en el mes de Mayo del año 1.986 la Junta Directiva de la Hermandad encarga al Imaginero Sevillano Caballero Farfán la elaboración de una parihuela para el trono nuevo. A la vez, se solicita al taller del orfebre sevillano Antonio Marmolejo Camargo la elaboración de los respiraderos del trono, repujados en plata, y a los Orfebres de Lucena, Hermanos Angulo Servian se le ordena la realización de las jarras del trono, la candeleria, el palio del trono y sus varales. De esta manera se realiza el nuevo trono de María Santísima de la Esperanza, que procesiona por primera vez en Elche, en la Semana Santa del año 1.987.

Este nuevo trono ha sufrido diversas incorporaciones y modificaciones en sus elementos característicos a lo largo del tiempo, así pues, en el año 1.988 se le incorporaron al Trono dos candelabros de cola, elaborados en los talleres de los orfebres de Lucena Hnos. Angulo Servian.

En el año 1.995 se cambia al Trono el techo de palio, sustituyendo el primitivo por uno nuevo, confeccionado sobre un tejido de terciopelo de color verde, en cuyo centro se plasma un ovalo de lienzo donde aparece dibujado y pintado la figura de una paloma, símbolo del Espíritu Santo. Dicho dibujo es obra de la pintora Doña Lorena Díaz Martínez. En las cuatro esquinas del techo de palio se colocaron cuatro Angeles tallados en madera policromados.

En el año 1.996 se le bordan en Granada las bambalinas frontales y traseras del techo de palio. En el frontal y en la trasera se le borda el escudo representativo de la Imagen de la Virgen de la Esperanza, donde destacan tres elementos esenciales: el ancla, la paloma y una palma blanca, símbolo inequívoco de nuestra Ciudad.

En el año 1.998, se prosigue con el proyecto de bordado de las bambalinas laterales del techo de palio, pero el trabajo es realizado ahora en un taller de bordado sito en la Ciudad de Salteras (Sevilla).

En esta obra se sigue el diseño que tenían las bambalinas frontales y traseras, el cual fue realizado por el escultor sevillano Duré, que como anteriormente indique se bordaron en Granada. Del mismo modo, en este mismo año, se cambia el faldón del trono, confeccionándose uno nuevo con terciopelo de color verde, y en el taller de bordado de Salteras (Sevilla) se borda también el frontal del faldón del trono y los ocho broches que lo cierran. En el frontal del faldón se borda el escudo de la Hermandad y el representativo de la Imagen. El bordado del frontal del faldón del trono fue un obsequio de los miembros de la Presidencia de Honor y los ocho broches que lo cierran fueron donados por miembros de la plantilla de costaleros.

En el año 1.998, se cambia la parihuela de madera hecha en el año 1.986 por otra de hierro, mucho menos pesada, a fin de aligerar el peso total del trono.

Por último, el día 18 de Diciembre del año 1.999, se regaló a la Imagen de María Santísima de la Esperanza por parte de la plantilla de sus costaleros una “Bacalᔠdonde consta bordado en hilo de oro y seda el escudo representativo de la Imagen.


Deja un comentario